item

Tipos de ladrillos

Los ladrillos son un elemento para la construcción utilizado desde hace unos 11.000 años. Se usa en cerramientos, fachadas, particiones y en la construcción de muros y tabiques.  En el mercado podemos encontrar  diferentes tipos de ladrillos.

Su fabricación se lleva a cabo mediante una serie de procesos estándar que comprenden desde la elección del material arcilloso al proceso de empacado final.

Según su forma, los ladrillos se clasifican en:

Ladrillo perforado: son todos aquellos que tienen perforaciones en la tabla que ocupen más del 10 % de la superficie de la misma. Se utilizan en la ejecución de fachadas de ladrillo.

Ladrillo macizo: aquellos con menos de un 10 % de perforaciones en la tabla. Algunos modelos presentan rebajes en dichas tablas y en las testas para ejecución de muros sin llagas.

Ladrillo tejar o manual: simulan los antiguos ladrillos de fabricación artesanal, con apariencia tosca y caras rugosas. Tienen buenas propiedades ornamentales.

Ladrillo aplantillado:  es el que tiene un perfil curvo, de forma que al colocar una hilada de ladrillo, generalmente a sardinel, conforman una moldura corrida. El nombre proviene de las plantillas que utilizaban los canteros para labrar las piedras, y que se utilizan para dar la citada forma al ladrillo.

Ladrillo hueco: son aquellos que poseen perforaciones en el canto o en la testa que reducen el peso y el volumen del material empleado en ellos, facilitando su corte y manejo. Aquellos que poseen orificios horizontales son utilizados para tabiquería que no vaya a soportar grandes cargas. Pueden ser de varios tipos:

  • Rasilla: su soga y tizón son mucho mayores que su grueso. En España, sus dimensiones más habituales son 24 × 11,5 × 2,5 cm.
  • Ladrillo hueco simple: posee una hilera de perforaciones en la testa.
  • Ladrillo hueco doble: con dos hileras de perforaciones en la testa.
  • Ladrillo hueco triple: posee tres hileras de perforaciones en la testa.

Ladrillo caravista: son aquellos que se utilizan en exteriores con un acabado especial.

Ladrillo refractario: se coloca en lugares donde debe soportar altas temperaturas, como hornos o chimeneas.

 

Fuente: es.wikipedia.org

 

Quizás también te interese…

Microcemento para reformar el baño

Naves para el alojamiento del ganado

10 propuestas para sostener la construcción

 




Conozco y acepto la información legal y sobre privacidad.

Los datos serán recogidos para gestionar la agenda de contacto para comunicaciones propias del negocio establecido, acciones promocionales por el responsable de los ficheros (ubicados en territorio de la unión europea) que es Bloques Cando S.L. (B27160068). Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad. Puedes consultar, rectificar o cancelar tus datos dirigiéndote al responsable del fichero mediante correo electrónico en la dirección correo@bloquescando.com.