item

El ingrediente mágico de las obras: “El cemento”

El cemento está formado por una mezcla de caliza y arcilla calcinadas y posteriormente molidas, que se endurece al contacto con el agua.

Sin duda el cemento es el actor principal de las grandes obras, de este ingrediente depende la fuerza, la resistencia y la durabilidad. Además determina la capacidad de una obra para enfrentarse a las inclemencias del tiempo.

El cemento, se irremplazable para muchos trabajos como lechadas, block, morteros para tabique, cimentaciones de muros o revestimientos, su aplicación más importante es la elaboración de concreto.

Tipos de cemento:

  • Cemento Pórtland Ordinario: alta resistencia, durabilidad y fraguado rápido.
  • Cemento Pórtland Compuesto: alta resistencia, durabilidad y fraguado rápido.
  • Cemento Pórtland Puzolanico: alta resistencia, durabilidad y fraguado rápido.
  • Cemento Pórtland Compuesto Blanco: perfecto para obras ornamentales o arquitectónicas.
  • Cemento Pórtland Compuesto Resistente a los Sulfatos: aporta mayor resistencia química, como suelos que estén en contacto con aguas marinas por ejemplo.
  • Mortero: especial para trabajos de albañilería, pero no debe ser utilizado en la construcción de elementos estructurales.

Fuente: sistemamid.com

leer-mas-120

La humedad por capilaridad

La tarima flotante características, tipos y consejos

Elige bien la cubierta de tu tejado

Deje un comentario