item

Me voy a imprimir un “pisito”

El futuro ya está aquí, la impresión en 3D para construir viviendas es una realidad y puede ser clave para edificar el suelo extraterrestre.

Los usos de la impresión 3D son tantos como alcance nuestra mente. En poco tiempo estas máquinas son capaces de dar forma a casi todo. Ahora le toca a la construcción de edificios, en donde el ahorro de costes, la velocidad, la calidad de la edificación y la mayor eficiencia en los recursos son sus principales argumentos.

En España se abrió el pasado 14 de diciembre un puente de hormigón impreso para cruzar un riachuelo en Alcobendas. Es la primera pasarela para viandantes impresa en 3D del mundo, y acerca cada vez más esta tecnología a la ingeniería civil.

Además la impresión 3D, puede utilizarse para edificar estructuras en la Luna o en Marte, entre otras cosas por el inmenso esfuerzo que supone para un humano realizar tareas en condiciones de baja gravedad, y por la necesidad de valerse de recursos autóctonos para no tener que llevarlo todo a bordo desde la Tierra.

La revista Nature publicó una investigación llevada a cabo por el Laboratorio de Ingeniería de Tejidos y Fabricación Aditiva de la University de Illinois en la que se lograba imprimir estructuras, herramientas y bloques para la construcción de edificios utilizando los sucedáneos de polvo lunar y marciano elaborados por la NASA, disolventes simples y biopolímeros como la celulosa.

La empresa china Winsun, unas de las pioneras en la aplicación de la impresión 3D a la construcción, consiguió hace tres años levantar 10 casas de casi 200 metros cuadrados. Cada una de estas casas costaba cerca de 4.500€.

 

Fuente: elpais.com

 

Quizás también te interese…

Hadrian X, el robot albañil que coloca 1000 ladrillos por hora

Ventajas y desventajas de las casas prefabricadas

8 motivos para elegir una mampara para la ducha