item

La gasolina y el diésel que ofrecen las “low cost” NO es de peor calidad

Este verano se apuesta por el turismo nacional, por destinos de playa o montaña y el coche es la opción mayoritaria. Los que opten por el coche para desplazarse se dejarán un buen pico cada vez que paren en una gasolinera, esto es debido a los precios elevados de la gasolina y el gasóleo.

Por este motivo, lo más aconsejable es buscar las gasolineras más económicas para que el bolsillo no se resienta. Elegir los surtidores con los precios más bajos puede llegar a suponer un importante ahorro, que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) cuantifica en unos 250 euros anuales.

Pero a pesar de los posibles recelos que puedan surgir a cerca de las gasolineras “low cost”, lo cierto es que su secreto se explica a partir de la reducción de gastos, tanto de personal como de infraestructuras y de localización. Suelen tener una estructura muy simple con pocos surtidores y situadas en zonas alejadas de los centros urbanos, donde los terrenos son más caros.

Además, la gasolina y el diésel que ofrecen las “low cost” NO son de peor calidad, porque todo el combustible que se vende en España se produce en una de las ocho refinerías que tratan el petróleo importado de una forma idéntica. Todas las marcas sin distinción se surten de estos grandes tanques, desde las que tiene los precios más caros hasta la que ofrece los más baratos. Todo el combustible es de la misma calidad, lo que tratan de conseguir las grandes compañías es diferenciarse del resto de marcas ofreciendo un valor añadido a sus combustibles, los aditivos.

Todos los surtidores, sea cual sea la marca están sometidos a unos controles exhaustivos y periódicos realizados por una empresa independiente y certificada. De manera regular se inspeccionan y certifica que realmente sirve los litros que pagamos y que se cumplen todas las normas de seguridad. Pero si desconfiamos de esta certificación, nosotros mismos podemos comprobar las cantidades vertiendo el combustible en un recipiente medidor de 10 litros que todas las gasolineras deben tener obligatoriamente. El margen de error, por arriba o por abajo, no debe superar el 0,5%, si no, se incurre en delito.

Según el estudio de la OCU, la diferencia de precios entre la marca más barata y la más cara puede ser de hasta un 17% en la gasolina 95 y de un 21% en el diésel.

 

Fuente: lavanguardia.com

 

Quizás también te interese…

Cada vez están más de moda las casas prefabricadas

La capital mundial de la arquitectura en 2026 elegida por la UNESCO es Barcelona

Cevisama 2022 ya está en marcha

 

 




    Conozco y acepto la información legal y sobre privacidad.

    Los datos serán recogidos para gestionar la agenda de contacto para comunicaciones propias del negocio establecido, acciones promocionales por el responsable de los ficheros (ubicados en territorio de la unión europea) que es Bloques Cando S.L. (B27160068). Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad. Puedes consultar, rectificar o cancelar tus datos dirigiéndote al responsable del fichero mediante correo electrónico en la dirección correo@bloquescando.com.