item

Un camino de cemento en el jardín

Ahora que se acerca el buen tiempo, es el momento de poner a punto el exterior de la casa. Una de las ideas es “crear un caminito para transitar por el jardín”.

El cemento es un buen material para realizar esta obra, ya que es fácil de emplear y los resultados son duraderos y muy vistosos.

  1. Lo primero es imaginar cómo será el resultado, si lo queremos recto o con curvas. Hay que tener en cuenta que con las curvas, se complica un poco la obra. Una vez tenemos claro como lo queremos, lo dibujamos a modo de plano.
  2. Marcar el camino con unas estacas e hilos, de esa forma veremos con más claridad cómo será el futuro resultado.
  3. Cavar entre 5 y 8 centímetros por debajo de la altura del acabado final. La superficie debe quedar lisa, por lo que debes retirar toda la tierra suelta y las raíces.
  4. A lo largo del camino, por los bordes, colocar unas tablas de 10 cm de alto, que nos servirán de encofrado. Asegúralas bien para que no se desborde después el hormigón.
  5. Aplica un herbicida y coloca una malla antihierbas en el caminito. Sujétala bajo las tablas del encofrado como si fuesen un pisapapeles, esto es muy importante, ya que las hierbas pueden arruinar el caminito una vez terminado.
  6. Vierte el hormigón y utiliza un listón para alisar el mortero, a continuación con una paleta o una llana repasa el caminito para que quede bien liso.
  7. Al día siguiente, ya puedes retirar el encofrado de madera y empezar a dar forma a los bordes del camino.

Deje un comentario