item

Quiero construir mi piscina

Ahora con el buen tiempo, a todos se nos pasa por lo menos una vez al día, la feliz idea de construirnos una piscina. La idea en sí está muy bien, pero el problema empieza cuando nos queremos poner manos a la obra.

Después de dedicar bastante tiempo, a decidir el lugar que nos parece más idóneo para la construcción de nuestra piscina, empiezan los problemas. En el lugar que nos parecía tan ideal no se puede construir ya que no coincide ninguna línea de servicios como por ejemplo el servicio de alcantarillado.

Una vez resulto el primer escollo, empezamos con el diseño de la piscina, en el que se incluirán todos detalles necesarios, sin olvidar que el entorno también cuenta. Para poder realizar la obra después de conseguir los permisos necesarios, tendremos que alquilar maquinaria pesada, unas retroexcavadoras para escavar la profundidad adecuada.

Luego nos ponemos con las paredes, construiremos muros de acero y los sujetaremos con tirantes para evitar que nuestra anhelada piscina se derrumbe. Colocamos las tuberías (mejor que las coloque un buen profesional), a continuación vertemos la base de cemento y, esperamos se seque para poder colocar el revestimiento, que  será lo único que podremos elegir teniendo en cuenta solo nuestro gusto.

Por fin, ya terminado todo el proceso, solo falta llenarla con litros y litros de agua, de tal forma que para cuando esté llena y lista para su disfrute, ya habrá llegado el otoño.

Deje un comentario