item

No esperes a que llegue el otoño para hacer estos mantenimientos

Hay mantenimientos que no deben posponerse, ya que si se produce una avería por una falta de revisión, seguro que nos enfadará bastante.

El tejado

El mantenimiento del tejado pasa por efectuar una revisión anual. Con esa revisión hay que asegurarse que no existen grietas o tejas rotas. También hay que confirmar que no haya ramas de árboles cerca del techo y limpiar las tejas de suciedad, de nidos de pájaros, arañas, insectos y hongos.

Los canalones

Si nos preocupamos de limpiarlos y ponerlos a punto sobre todo antes de cada otoño, la conservación resultará más sencilla y evitaremos que se nos acumulen restos de hojas, musgo y tierra que con el tiempo favorecerán la aparición de manchas de humedad o que se obstruya el canalón. Una solución fácil para evitar que se acumulen restos que  puedan favorecer las obstrucciones, es instalar un rejilla en el canalón. Puedes comprarla a medida o la puedes cortar tu mismo.

Las estufas de “pellets”

El mantenimiento de las estufas de pellets pasa básicamente por su limpieza, la combustión de los pellets resulta bastante limpia y, sólo es necesario que se limpie al final de la temporada. Algunas estufas tienen un contador de horas, que avisa para que se realice la limpieza. De todos modo, no es necesario limpiarla cada semana. Lo que si tenemos que retirar a menudo son las cenizas, una o dos veces por semana.

Cuando retiremos el cajón de la ceniza, podemos aprovechar y limpiar el cenicero, con un cepillo en seco.

 

Quizás también te interese…

Reforma tu cocina en verano con estas recomendaciones

Aumenta un 10% la producción de la industria de ladrillos y tejas

¿Estás pensando en hacer una reforma en el baño?