item

Las Estufas de Pellets: Lo mejor para calentar nuestra casa

Las estufas de pellets ofrecen un medio de calefacción limpio y económico, el pellet es un combustible 100% renovable ya que se fabrica con residuos vegetales. Además su eficacia está entre un 30% y un 50% más con relación a la estufas de gasoil o eléctricas. Tiene un gran poder calorífico  y produce muy poco residuo y apenas emite CO2 a la atmósfera. Resulta muy económico ya que los pellets tienen un precio muy bajo con relación a otros combustibles.

Son muchas las ventajas a tener en cuenta, fácil instalación, no presenta riesgos de explosión, no produce olores, no tiene ningún riesgo para la salud en caso de producirse alguna fuga, no es volátil, no tiene límite en el tiempo de almacenamiento y su limpieza es muy fácil (retirar una vez a la semana las cenizas acumuladas).

Existen tres tipos de estufas de pellets:

  • Estufa de aire: esta estufa resulta ser la más eficiente y además la más económica, puede funcionar con huesos de aceitunas y cáscaras de almendra triturada. Tiene un aprovechamiento energético del 80%. Cuenta con un termostato programable para elegir la temperatura deseada y un ventilador para regular la intensidad del calor que emite.
  • Termoestufa: esta estufa de pellets cuenta con una ventaja, aparte de calentar la estancia en la que se encuentra, calienta también el circuito de radiadores de agua. Además resultan ser las más seguras, ya que incluyen una función “auto apagado” si detecta cualquier fallo en su funcionamiento.
  • Estufa canalizable: esta estufa es como la estufa tradicional, solamente varía en que tiene un doble uso, calienta la estancia en la que está  y además calienta la habitación contigua, gracias a un ventilador extra que impulsa el aire caliente.

El mantenimiento del las estufas de pellets, pasa básicamente por mantener su limpieza, la combustión de los pellets resulta bastante limpia y, sólo es necesario que se limpie al final de la temporada. Algunas estufas tienen un contador de horas, que avisa para que se realice la limpieza. De todos modo, no es necesario limpiarla cada semana. Lo que si tenemos que retirar a menudo son las cenizas, una o dos veces por semana.

Las estufas deben contar con un cajón extraíble de ceniza, ya que si no hay que retirar la ceniza con un aspirador. Cuando retiremos el cajón de la ceniza, podemos aprovechar y limpiar el cenicero, con un cepillo en seco.

Quizás también te interese…

¿Cuántos tipos de rodillos conoces?

La madera sintética

La mejor casa del año está en Mallorca

 

Deje un comentario