item

Un elemento constructivo perfecto llamado “panel sándwich”

Este elemento constructivo prefabricado, es utilizado habitualmente en edificación e industria especialmente para el cerramiento exterior en fachadas y cubiertas y para compartimentación de espacios interiores.

La construcción con paneles sándwich se remonta al fin de la 2º Guerra Mundial cuando hubo una gran demanda de cámaras de conservación y frigoríficas. Con los años, los paneles se han utilizado para la construcción de una variedad de edificios satisfaciendo las exigencias de los arquitectos. Gracias a sus propiedades físicas, mecánicas y de diseño están disponibles para una gran variedad de aplicaciones: fachadas, cubiertas, falsos techos, cámaras frigoríficas, etc. Se utilizan tanto en el sector industrial como en el sector residencial.

Los paneles tienen las siguientes funciones: aislamiento térmico u acústico, y propiedades de cerramiento o compartimentación (impermeabilidad al aire o al agua, resistencia a cargas de viento, etc.). Generalmente se trata de conjuntos formados por dos caras externas de pequeño grosor entre las que se encuentra adherida una capa de material aislante. Las prestaciones del panel variarán en gran medida en función de los materiales utilizados, sus espesores, rigidez y la coherencia alcanzada entre núcleo y caras. Los paneles se fijan a la estructura mediante elementos mecánicos como tornillos, clips, pletinas, etc. Otra de las características específicas de estos sistemas constructivos, es la existencia de juntas perimetrales que permiten a cada panel unirse con el resto de paneles vecinos, manteniendo las propiedades del conjunto (aislamiento térmico, estanqueidad, etc.). El diseño de las juntas es muy diverso según los diferentes fabricantes y usos para los que se va a destinar el panel. Así, por ejemplo, las juntas de cubierta intentan conseguir estanqueidad y protección, mientras que en las salas blancas además interesa la facilidad de limpieza e higiene.

Características del panel sándwich:

  1. Ligereza frente a otros sistemas.
  2. Modularidad.
  3. Instalación estandarizada.
  4. Prefabricación.
  5. Capacidad mecánica mejorada, principalmente rigidez.
  6. Incorporación en un único producto de productos con funciones diversas.

Se puede aplicar para:

Naves industriales, Aeropuertos, Hoteles, Laboratorios, Polideportivos, Cámaras de congelación, Centrales eléctricas, Casas prefrabricadas, etc.

Quizás también te interese…

Bloques Cando: servicios que cubren las necesidades de cada cliente

¿Sabes lo que son las “tiny houses” o “microcasas”?

¿Para qué se hacen los estudios de suelos?

Deje un comentario